Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Crema de castañas para la que esta cayendo...

soup-215305
El otoño no solo trae frío y lluvia, si no que también nos trae  deliciosas castañas. Con este manjar se pueden hacer deliciosos platos, como es la crema de castañas. Es una receta fácil de hacer, aunque cueste pelar cada una de las castañas, el resultado es exquisito.

La crema de castañas que vamos a preparar es una crema dulce, perfecta para desayunos, meriendas o postres. La podrás untar en pan o comerla directamente con cuchara, todo dependerá de lo goloso o golosa que seas.

Los ingredientes que necesitaremos son los siguientes:

  • 1 Kg. de castañas.

  • 1 Kg. de azúcar (aunque se puede rebajar algo si no te gusta mucho el dulce).

  • 1 manzana.

  • 200 ml. de agua.

  • Canela en rama.

Antes de ponerte a cocinar, deberás pelar las castañas, quitando su piel dura. Las tienes que dejar perfectamente peladas. Después colócalas en una olla o cacerola y vierte los 200 ml. de agua. Llévalas a ebullición con fuego medio durante 30 minutos. De vez en cuando prueba alguna y en cuanto estén tiernas retíralas del fuego. Tras esto, pásalas por un escurridor y deja que se enfríen, pero no mucho, ya que si están algo calientes podrás quitar de forma más cómoda la segunda piel.

¡Perfecto! Ahora toca triturar las castañas. Lo puedes hacer con una picadora o, si no dispones de una, con una batidora bastará.

Ahora toca darle el toque dulce. Coloca en una olla bastante amplia el azúcar y un poco de agua, con un vaso pequeño será suficiente. Ponla al fuego y calienta esta mezcla hasta conseguir un ligero almíbar. A continuación deberás echar la manzana previamente pelada y rallada, la canela en rama y las castañas trituradas.

Remueve bien esta mezcla y cuécela a fuego lento durante 30 o 45 minutos hasta que quede tan espesa como desees. Si al final de este proceso no queda tan fina como te gustaría puedes pasar una batidora, siempre teniendo cuidado con la canela en rama.

¡Y listo! Tenemos una deliciosa crema de castañas. Pero si deseas embotarla, para disfrutar de ella todo el invierno, puedes usar unos tarros para almacenarla, pero recuerda que deberás limpiarlos bien, tanto los tarros como las tapas.

Te recomendamos que calientes, por un lado los tarros en el horno a 170 ºC durante 20 minutos y por otro lado las tapas en un cazo con agua. Mantenlos calientes hasta que los vayas a utilizar. A la hora de colocar la crema de castañas en cada tarro, ten cuidado, ya que estarán los botes calientes. Llena cada tarro hasta el borde y cierra bien la tapa, recuerda, con cuidado. Inmediatamente coloca el tarro boca abajo, para que haga efecto vacío. Vete llenando cada bote y déjalos enfriar en esta posición. ¡Que aproveche!

Deja un comentario

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies