Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Mermelada en casa un domingo

Un domingo lluvioso y tenemos un cesto de higos que nos han regalado unos amigos que tienen una higuera en su jardín, momento ideal para
hacer una mermelada casera con menos cantidad de azúcar del que se le añade a las mermeladas industriales que normalmente viene a suponer el 50% del peso total de la mermelada o en el mejor de los casos usan edulcorantes que dejan un sabor extraño a jarabe para la tos.
Vamos a hacer nuestra propuesta con un edulcorante natural, el sirope de agave, que se extrae del cactus Agave y que tiene un potencial endulzante muy superior al azúcar, de modo que aunque su base es la glucosa como en el caso del azúcar tradicional,
usaremos prácticamente la décima parte de "dulce" para hacer nuestra mermelada.

Ingredientes
Higos maduros, 1 kg
Sirope de ágave, 120 g
Estevia en polvo, una cucharadita
Zumo de un limón
Lo primero será pelar bien los higos, quitaremos toda la parte verde y aunque se puede dejar parte de la piel blanca interior, trataremos de dejarlo medio limpio.
Pondremos todo en una cacerola a fuego medio, donde mezclaremos todos los ingredientes, la estevia en polvo, también tiene un gran poder endulzante, pero se la vamos a
añadir mas que por su dulzor, por su regusto a regaliz.
Durante 10 minutos removeremos sueavemente para que toda la mezcla se infusione.
Cuando todo esté bien empapado subiremos el fuego hasta que empiece a hervir, momento en el que lo bajaremos a un fuego medio para que hierva muy muy suavemente
durante 35 minutos.
Pasado ese rato, la fibras de la fruta estáran ya deshechas, momento en el que bajaremos el fuego al mínimo.
Removeremos cada 10 minutos hasta que veamos que al remover con la cuchara de madera, el fondo empezará a quedar seco al paso de la cuchara, este tiempo dependerá dela cantidad de agua que tenga la fruta en cuestión, en el caso
de los higos tardará unos 45 minutosm aunque depende de la fruta en cuestión, más vale vigilarlo.
Ya solo queda decidir si consumirla tal cual o si pasarle una batidora para que quede más fina.

¡Feliz domingo por la tarde!

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies