Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Espárragos trigueros con los primeros rayos de sol de primavera

asparagus-345851_960_720Con la primavera y sus primeros rayos de sol llegan a nuestras mesas uno de los productos más apreciados de la gastronomía moderna, los espárragos trigueros.

Los espárragos trigueros son de alguna manera una vuelta al estado más salvaje de esta planta, introducida por los romanos se da en toda la cuenca mediterránea con especial éxito en Navarra donde su denominación de origen es símbolo de probada calidad. Sin embargo en nuestros supermercados podemos encontrarlos en dos presentaciones bien diferenciadas. Los blancos (bien crudos o en conserva) y los trigueros o verdes que es en lo que vamos a reparar hoy.
Decimos que es la vuelta a su versión salvaje, dado que los blancos son una versión del esparrago domada, el esparrago blanco se cosecha cuando aún no ha visto la luz del sol, es un brote que no ha salido a superficie, de ahí su suavidad y color.
El verde por su parte, ha salido al aire, ha comenzado ha hacer la fotosíntesis, de ahí su color y puede resultar más leñoso, pero dado su desarrollo la cantidad de beneficios y propiedades sobre los blancos se multiplican:

Esta es una serie de propiedades:
Diuréticos como sus primos los espárragos blancos
Una altísima cantidad de fibra superior a las de los espárragos blancos
Bajos en calorías, ideales para dietas de adelgazamiento
Contienen vitaminas A,B,C,y E ademas de calcio, potasio y magnesio
Cualidades depurativas que ayudan al hígado en su día a día
Aunque el origen de ambas especies es el mismo, la diferencia radica en la luz del sol.

Desde el punto de vista culinario es una de esas apuestas que sirven tanto como protagonista como acompañamiento de pescados y carnes.
Acompañando es magnífico con pescados de río, carnes curadas y mariscos aceptan gustosos su presencia, sin embargo apartarlo a mero escudero de platos principales sería injusto dada la nobleza del producto.
Vamos con unas propuestas sencillas:

Alcachofas con jamón y espárragos trigueros.
Vuelta de tuerca al plato de a ribera Navarra, uno de los grandes trucos en este plato es engordar la salsa triturando alguna alcachofa huyendo de las harinas, seguro que nuestra dieta agradece el detallito

Risotto de espárragos trigueros
El clásico risotto de setas tan fácil y agradecido de hacer, puede ser complementado a medias con unos cortes de espárragos salteados dándole al arroz un toque novedoso

Espárragos a la plancha con limón
Menos es más, a la plancha, bien salpimentados, poco aceite en caliente y un buen chorro de aceite crudo en el plato, combinado con otro chorro de limón los hace imbatibles, desde el punto de vista de quien no quiere engordar es estupendos, de cara a darse un homenaje, unos huevos rotos y unas lascas de jamón recién cortado hacen del asunto algo muy serio

En tortilla o revuelto
Quizás mi favorita, sin más complicaciones, huevo y espárragos, aunque como siempre esto acepta cosas como las mencionadas antes, setas, jamón...

En definitiva desde este blog siempre apostamos por la comida de temporada, algo que en Gastrolunch se cuida con mimo, la calidad de la materia prima y una buena preparación consiguen que algo tan sencillo como una tímida planta de primavera logre hacernos felices. Recordad, confort food

Deja un comentario

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies