Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Hay vida más allá del fideo, los noodles

Empieza el frío y nada puede mejorar a un plato de fideos picantes en una tarde de viernes lluviosa. Ya sea que para prepararlo en sopa o envolverlo en un rollito de primavera, se puede usar una amplia variedad de formas de preparar este alimento versátil. Aunque nos encanta saborear los noodles, ¿sabes que hay una amplia variedad de fideos que puedes usar? Incluso la longitud de los fideos tiene importancia, ya que simboliza una larga vida en la tradición china. Si eres un amante de los fideos y disfrutas saboreando un buen cuenco de sopa, aquí tienes una guía de los diferentes de fideos que puedes almacenar o preparar en tu cocina.

Noodles de huevo
Un tipo común de fideos utilizados en la cocina asiática, los fideos de huevo o los fideos E-fu se elaboran con huevos, trigo y agua. Disponibles en una variedad de formas: gruesos, finos, frescos, secos, planos o redondos, los fideos de huevo son perfectos para usar en una amplia variedad de platos como sopas, ensaladas y platos principales. Los fideos de huevo no tardan mucho en cocinarse y todo lo que necesita hacer es hervir los fideos antes de cocinarlos. Son básicamente el tallarín que comemos aquí.

Noodles de Soba
Estos fideos japoneses rectos y de color marrón están hechos principalmente de trigo sarraceno y están llenos de proteínas y fibra. Estos fideos se comen tradicionalmente durante el Año Nuevo para simbolizar la longevidad, se pueden freír o se cocinan en una sopa. Los fideos tienen sabor a nuez y un sabor delicioso cuando se usa en sopa o caldos fríos.

Noodles para Ramen
Hechos de harina de trigo, sal y agua, estos fideos se secan en forma de ladrillo. Lo cierto es que nos instantáneos además para alargar su conservación suelen freírse en los de menor caliad, son una buena opción si lo que buscamos es una opción rápida.

Noodles de Arroz
Los fideos de arroz son uno de los ingredientes principales para cocinar pad Thai. Los fideos de arroz se vuelven elásticos y fuertes después de la cocción, lo que los hace ideales para sofreír. Los fideos deben remojarse en agua hirviendo durante 25-30 minutos hasta que se ablanden antes de cocinarlos.

Udon
Los fideos udon japoneses grasos y blancos están hechos de harina de trigo. Disponibles en una variedad de formas y espesores, se cocinan en agua hirviendo antes de prepararlos en sopas o salsas. Hay disponibles opciones instantáneas, secas, precocidas o fritas según sus preferencias. Sin embargo los udon frescos, saben mejor y se utilizan principalmente en sopas de mayor calidad.

Shirataki
Los Shirataki tienen una textura gomosa, son semitranslúcidos y conocidos por sus inmensos beneficios para la salud. En esta época, donde las personas buscan una dieta con déficit de calorías, los fideos shirataki pueden ser la opción a elegir. Tiene cero calorías y eso lo convierte en una opción realmente saludable para todos los amantes de los fideos. Se elaboran con pasta de ñame konjac, un tubérculo parecido a la patata.

Noodles largos
Si tienes el gusto de disfrutar de fideos más largos, los Harusame son tu opción, imagina disfrutando de ese cuenco caliente de fideos largos e interminables que son casi tan finos como un cabello. También conocidos como fideos de vidrio, estos fideos japoneses pueden medir hasta 50 centímetros.

La opción de hacer una sopa con pasta como ves es versátil y va mucho más allá del fideo de cabello de ángel de toda la vida

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies