Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Las mejores setas para recolectar en Noviembre

Muchas especies del mundo de las setas destacan por su fama y su relevancia gastronómica, otras son menos conocidas pero igual de ricas y con enormes posibilidades en cuanto a su preparación gastronómica, para que disfrutes de las 9 mejores variedades de setas que puedes recolectar en esta precisa época del año. Como casi en cada pueblo se llaman de modo diferente ahí os dejo el nombre científico para que podáis pegarle una googleada e investigar.

Boletus Eulis
Comúnmente conocida bajo el nombre de "hongo" y muy valorada en la cocina tanto por principiantes como por profesionales, gracias a que mantiene una textura y un sabor dulce que sin duda abre todo un abanico de posibilidades para conseguir una calidad gastronómica sobresaliente.

Su color puede variar desde tonos blanquecinos en su juventud a marrones o pardos a medida que envejece, es fácil de reconocer gracias a su cutícula muy viscosa y llena de humedad y se puede recolectar bajo la frondosidad que ofrecen las coníferas.

Lactarius Deliciosus
Más conocido como Níscalo , esta seta es muy popular en toda España gracias a su rico sabor y a la gran abundancia que te ofrece. Se reconoce fácilmente por su sombrero quebradizo y carnoso de forma convexa de hasta 15 cm de diámetro.

Su color es una perfecta mezcla de naranja y rojo cuando es joven y a medida que envejece aparecen manchas verdes en su estructura. Se puede recolectar a partir de octubre, así como durante todo el otoño y principios del invierno.

Amanita Caesaria
Considerada por muchos expertos como la cumbre en cuanto a setas comestibles en España, esta seta mantiene un característico sombrero grande que puede alcanzar los 25 cm de diámetro y un color anaranjado que a menudo tiende a ser amarillento. Es una seta perfecta para ser consumida en una gran variedad de formas y se puede conseguir en los bosques de alcornoques, castaños, encinas y robles.

Pleurotus eryngii
Sin duda la seta más prolífica y popular de todas, también conocida con el nombre de seta de cardo . Su tamaño es mediano con formas irregulares y un sombrero umbilical con hojas irregulares de color gris claro o amarillo pálido.

Se puede recolectar en campos abiertos y en praderas, así como en zonas llanas que han sido deforestadas. Su carne es muy agradable gracias a su suave olor y a un sabor muy poco pronunciado que permite una gran variedad de posibilidades culinarias.

Chanterelle cibarius
También conocido como rebozuelo , es una de las setas comestibles con mayor proliferación en España, además es muy fácil de reconocer gracias a su forma de embudo y su característico color amarillo acompañado de una cutícula seca que se desprende con gran facilidad.

Una seta magnífica para el consumo humano gracias a su gran carnosidad y manteniendo un sabor muy afrutado con toques de cierto amargor en ocasiones. Esta seta se recoge habitualmente en los bosques donde abundan los robles y los pinos.

Clitocybe nuda
Conocida como la seta de pie azul, mantiene un color azulado, violáceo o marrón, así como un sombrero con un diámetro máximo de unos 15 cm. Su cutícula azul con láminas finas y muy agrupadas que se desprenden con facilidad es una de sus principales características para ser reconocida.

Se encuentra en suelos abundantes en humus y es una de las setas más tardías de la temporada de otoño, con una carne extremadamente frágil y tierna de olor y sabor muy agradable y palatable, pero venenosa en estado crudo.

Craterellus cornucopioides
Su popularidad ha conseguido crecer como la espuma en los últimos años y es conocida como la trufa de los pobres o trompeta de los muertos. De color oscuro y casi negro, es una seta poco atractiva visualmente, pero que ofrece un sabor increíble. También es difícil de encontrar debido a su pequeño tamaño y su color oscuro.

Marasmius oreades
Comestible y muy apreciada por toda la comunidad española, esta seta llamada Senderinas es muy común y suele mantener un sombrero de 1 - 5 cm de diámetro con una forma acampanada acompañada de un rompimiento en su zona central. Un excelente sabor a pesar de su escasa carnosidad que la convierte en una de las setas más buscadas.

Craterellus lutescens
La Trompeta Amarilla se considera de excelente calidad para su consumo. Se reconoce por su forma rechoncha y un característico sombrero marrón anaranjado con un pie amarillo hueco en su interior. Su sombrero oscila entre 3 y 6 cm de diámetro y, aunque carece de carne abundante, es una seta exquisita.

Su fuerte olor afrutado y su sabor suave logran una combinación perfecta para ser una seta ideal desde el punto de vista gastronómico, este hongo crece en los pinares húmedos en extensas y grandes colonias aprovechando el manto de musgo.

Ahora a darse un paseo por el monte

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies