Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Cómo hacer pan casero de forma fácil

Cómo hacer pan casero de forma fácilDurante este confinamiento de 2020 hemos comprobado cómo de forma misteriosa desaparecía la harina y la levadura de los estantes de los supermercados. Parece ser que muchos se han sumado a la moda de hacer pan en casa, pero ¿Habrán tenido éxito? 

Para que tú también puedas hacerla de forma fácil y sencilla hemos preparado una receta de pan casero apta para todos los niveles. Y es que no todos tenemos un Arzak dentro. 

Ingredientes:

  • 500 gr. de harina panificables (hoy día todas las que tenemos en el súper lo son).
  • 325 ml. de agua.
  • 10 gr. de sal.
  • 3.3 gr. de levadura en polvo o 10 gr. de levadura fresca. 

Cómo hacer pan casero de forma fácil y sencilla

Existen mucha fórmulas para hacer pan casero de forma fácil, pero nosotros te vamos a enseñar la receta con la que mejor nos ha salido el pan.

Antes de nada calienta un poco el agua en un recipiente. Que esté templada. Luego en un bol amplio y hondo vierte el agua y la levadura. Removemos para que el agua y la levadura se mezclen. 

Después, poco a poco echamos la harina y vamos removiendo para conseguir la masa que queremos. Esta debe despegarse de las pareces del bol con facilidad.

Una vez que tengamos la masa deseada, empezamos con la primera fermentación. Puedes dejar la masa fermentando en ese mismo bol o cambiarla a uno más grande, ya que aumentará de tamaño. Cúbrela con un trapo y déjala reposar durante 60 minutos.

Cuando pase 1 hora veremos que la masa ha aumentado de tamaño, eso es muy buena señal. Ahora toca quitar el aire a la masa. Para ello deberemos amasar de forma ligera la mezcla. Una vez amasada, enharinamos el bol y la volvemos a introducir en él para su segunda fermentación. 

Cierra bien el bol con film transparente. Si no tienes intenta poner un trapo bien sujeto. Es importante que no entre nada de aire. Después meteremos el bol en la nevera y dejamos ahí la masa entre 12 y 24 horas. Durante este tiempo la levadura seguirá trabajando la masa. 

Tras ese tiempo la masa habrá crecido casi el doble. 

Cuando la saquemos de la nevera no podremos trabajar aún  con ella, deberá permanecer fuera de la nevera casi una hora. Coje una bandeja de horno y expolvorea harina, deja la masa sobre la harina y vuelvelo a tapar, pero esta vez con un paño húmedo durante 1 hora.

Cuando pasen 30 minutos enciende el horno y ponlo a su máxima potencia, entorno a 250º. Cuando pasen los 60 minutos, empezamos a dar forma a nuestra masa. Si has seguido las medidas de nuestra receta nos dará para hacer un pan casero de una sola pieza, por ejemplo una hogaza. 

Cuando tengas la forma hecha, vuelve a echar harina en la bandeja y pon la masa ahí. Y ahora algo importante: deberás hacer un par de cortes a la masa. Esto, además de ser algo muy estético, también se hace para evitar que los gases de la mezcla hagan estallar el pan y que quede feo. 

La masa deberá estar en el horno unos 45 minutos. Tras este tiempo, con mucho cuidado de no quemarnos, dejamos el pan sobre una rejilla para dejarlo enfriar. Si no tienes rejilla, puedes dejarlo en algún lado que no se altere por las altas temperatura. 

Y cuando el pan esté frío, ¡A DISFRUTAR!

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies