Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

Ideas para una cena romántica en San Valentín

Ideas para una cena romántica en San Valentín

Cuando se acerca el día de San Valentín todas las parejas se aventuran en la búsqueda de un regalo perfecto. Sin embargo, ¿por qué no sorprender a tu pareja con un delicioso menú? Si no sabes con qué receta impresionar a tu pareja, no te preocupes. En GastroLunch te damos una serie de ideas  para conseguir una cena romántica e inolvidable.

En líneas generales, una cena romántica tiene que ser ligera y delicada. Es una ocasión especial, así que los alimentos han de caracterizarse por su calidad. No escatimes ¡un día es un día! Por ello, prepara el mantel más bonito, la mejor vajilla y saca toda tu pasión para lograr una velada perfecta.

Entrantes

Si os place cenar algo ligero que no llene mucho el estómago para dejar hueco a los platos posteriores, nada como una buena ensalada. Como bien sabéis, su elaboración no os llevará mucho tiempo (se pueden dejar preparadas incluso antes a falta de poner el aliño) y podréis utilizar ingredientes exóticos, frutas y “colorearla” de forma elegante.

Además, las brochetas y canapés son muy sencillos de preparar. Dada la fecha, podréis hacer unos canapés con forma de corazón. Son, sin duda, ideales para la ocasión. El jamón y el queso son aperitivos por excelencia, así que por qué no utilizarlos.  ¿Su preparación? Muy fácil; tostamos el pan y con el molde en forma de corazón cortamos todos los ingredientes y los montamos como si de un sándwich se tratara. El membrillo puede darle un toque final perfecto en la combinación de sabores.

Plato principal

La elección del plato principal para nuestra cena romántica tiene que ser contundente y sabrosa. Por eso, deberemos seleccionar el mejor pescado o la carne más exquisita. No tenemos que complicarnos en exceso, es decir, siempre será mejor que la carne no esté llena de huesecillos ni el pescado repleto de espinas que nos estropeen la cena.

En nuestro caso escogeremos un solomillo con salsa de foie. Aunque no es algo complicado de cocinar y por lo tanto no estamos arriesgando, es la opción perfecta para nuestra cena romántica de San Valentín. Pocha en una sartén media cebolla partida en trozos y cuando coja color añade el foie que vayas a utilizar (siempre es mejor ir a lo seguro, así que escoge el que más te guste) y remueve bien mientras se deshace. Echa en ese momento un poco de vino y acuérdate de subir el fuego a alta temperatura para quitar el alcohol.

Cuando hierva lo bajamos a media temperatura y vertimos caldo de ave (que se cueza 5 minutos) y añadimos nata liquida (50ml) para que la salsa quede ligada (2 minutos). Ya tenemos la salsa prácticamente hecha. Solo nos queda triturarla y colarla para que quede bien líquida.  Cuando esté elaborada, cortamos la carne en medallones, la salpimentamos y a la sartén. ¡Todo listo para servir la carne sobre la salsa de foie! Por cierto, acuérdate que es una cena especial, decora el plato como la ocasión lo requiere.

Postre

Para terminar no hay nada como un postre bien dulce. Las frutas y el chocolate son ingredientes fundamentales para elaborar el mejor postre de San Valentín. Además, los helados son también una buena alternativa. Sin embargo, en GastroLunch nos decantamos por una combinación que nunca falla; las fresas con chocolate. Y es que… ¡qué bueno está el chocolate! Es difícil encontrar a alguien que no le guste, de ahí su éxito. Un placer para los más golosos…y los que no lo son tanto. Imagina mezclar este dulce con unas buenas fresas. ¡Para chuparse los dedos!

Deja un comentario

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies