Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

¡Prepara tus propios helados y disfruta del verano!

ice-2219574_960_720

El calor y el tiempo libre nos invitan a llevar un estilo de vida mucho más relajado en verano que durante el resto del año. Con el sol, las playas, las terrazas o chiringuitos, el paladar nos pide bebidas y comidas frías. Sin embargo, a veces se nos va de las manos y dejamos de lado la dieta. Pues bien, en Gastrolunch sabemos que una dieta sana y equilibrada no es incompatible con poder disfrutar de los helados. Por ello, te vamos a explicar cómo prepararlos y disfrutar del verano.

¿Cómo preparar un helado casero?

Evidentemente no vamos a comprarnos una máquina para hacer helados, ¿verdad? Por ello os vamos a proponer una forma muy fácil de hacer helado casero y saludable este verano.

El primer paso será hacerlo con nuestras propias manos, ya que ello nos permite escoger los ingredientes más apropiados, sin añadir químicos que resaltan el sabor o favorecen su conservación y lo que es mejor, podemos elaborar las versiones que más nos gusten con menos calorías.

Así, los helados de frutas son la opción más saludable. No hace falta añadir azúcar porque el sabor se lo da la propia fruta. ¡Y además son súper fáciles de hacer!

Ingredientes para lograr un helado más sano

Puedes utilizar varias opciones para la base del helado. Un plátano congelado es un buen sustituto para la crema de vainilla que se usa en los helados tradicionales, y es que se trata de una fruta dulce pero de sabor bastante plano. Pero si no te convence, el yogur congelado también puede hacer esta función, dándote la posibilidad de un helado cremoso (yogur griego) o un helado light (con un yogur más ligero).

Además, la miel puede servir para reemplazar el azúcar y lograr un helado igualmente dulce con buenos nutrientes y antioxidantes que provienen de este producto natural. Función que también pueden realizar los zumos de frutas, sin grasas y  buenos para la salud.

Mezclar la fruta y la base

Una vez hayamos seleccionado qué frutas utilizar (siempre conviene que sean de la época en la que estamos, en este caso verano) hay que cortarla en pedacitos pequeños y colocarlas en el congelador. Utiliza siempre más cantidad para que puedas preparar helado para varios días.

Posteriormente, mezclamos la base del helado previamente elaborada y la fruta congelada para triturarla hasta conseguir una textura cremosa. Para ello, utiliza una batidora o si dispones de ella, una thermomix. Muchas son las recetas para hacer helados saludables, así que piénsatelo bien antes de ponerte a ello.

Polos para niños, rápidos y sencillos

Es un proceso de elaboración muy sencillo. Simplemente hay que elegir la fruta que deseas utilizar, triturarla para hacer un zumo con ella y añadirle  una cucharada de zumo de limón y azúcar al gusto (eso sí, hay que remover bien para que se deshaga)

Una vez vertido el zumo en un vasito, lo congelamos. Para prepararlo podemos utilizar molde de helados o simplemente un vaso de plástico junto con un palo de madera. Y tras seis horas en el congelador, ¡ya podemos sacar nuestros helados y comérnoslos!

Deja un comentario

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies