Mi carrito:

0 artículo(s) - 0,00 €
No tiene artículos en su cesta de la compra.

0

¿Cómo debe ser el desayuno perfecto?

El desayuno perfecto

El desayuno es nuestra gasolina para comenzar cada mañana con energía, de ahí que sea la comida más importante del día. Sin embargo, frecuentemente cometemos el error de saltarnos la primera ingesta del día, y es que a menudo desayunamos mal y deprisa para no llegar tarde al trabajo y salimos de casa con el estómago medio vacío. Pero, ¿cómo debería ser el desayuno perfecto?

Tómate tu tiempo

Uno de los errores más comunes que cometemos en la hora del desayuno es que no solemos tomarnos nuestro tiempo, y lo cierto es que no debe durar menos de 15 minutos.  Es conveniente hacerlo sentado y con tiempo suficiente para disfrutar de los alimentos en compañía. Puede parecer difícil cumplir con esta tarea, pero si nos habituamos  mejoraremos nuestra calidad de vida.

Esto no quiere decir que nos tengamos que sentar todos los días en la mesa para disfrutar de nuestro café acompañado de unos cereales, huevos, un par de lonchas de jamón y una pieza de fruta (que sería lo idóneo, por otra parte), pero sí es necesario empezar a concienciarse de que el desayuno es la comida más importante del día y las prisas no ayudan a tomarlo como es debido.

¿Qué debe llevar un desayuno?

Es un hecho que, por norma general, cada mañana desayunamos lo mismo: una taza de café y un par de galletas. En muchas ocasiones pensamos que se debe a la falta de apetito, pero la realidad es que el no tener hambre por la mañana se debe a que no tenemos el hábito de desayunar.

Seguramente te estarás preguntando ¿qué es lo mejor para desayunar? Para que la primera ingesta del día sea saludable, nutritivo y completo debe contener proteínas, cereales integrales y fruta (o verduras), a lo que se puede incluir también carbohidratos  y lácteos.

Las proteínas y las verduras nos ayudan a reducir la sensación de hambre a lo largo del día, lo que provoca la pérdida y mantenimiento de peso, mientras que al agregar cereales integrales y una pieza de fruta mejoramos nuestra digestión y mantendremos nuestra energía a tope para rendir en nuestras tareas.

Ejemplos de desayuno ideal

A veces nos falta imaginación para hacer que el desayuno sea apetecible y al final acabamos aburridos de tantas tostadas y galletas. Lo ideal es que planifiques los desayunos semanalmente. Solo te llevará diez minutos y te ahorrarás el estrés de pensar cada mañana qué desayunar. En cualquier caso, aquí te dejamos algunas ideas para tomar desayunos de película:

Yogur con avena y plátano; desayuno energético perfecto para deportistas y jóvenes.  Utilizamos un yogur desnatado que removeremos hasta que quede totalmente líquido  y lo vertemos en un bol, donde mezclaremos un plátano maduro cortado en rodajas con dos cucharadas de avena.

Batidos completos y nutritivos: En estos batidos podemos incluir todo tipo de ingredientes a nuestro gusto para conseguir una combinación perfecta que nos de la energía  necesaria para afrontar el día. Además, son fáciles y rápidos de hacer, ya que solo necesitamos una batidora y diez minutos de nuestro tiempo. Un batido de piña y pera, manzana, kiwi y chía o de coco y frutos rojos son solo algunos ejemplos.

Crepes con frutas: lo ideal es hacer los crepes durante el fin de semana, cuando disponemos de más tiempo, y tenerlos preparados para la semana. Así será mucho más práctico, ya que por la mañana solo tendremos que preparar el relleno (que consistirá en yogur batido con las frutas troceadas)

Así que ya sabes, como dice el dicho, “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”

Deja un comentario

Copyright 2014 gastrolunch.es - Todos los derechos reservados.

Aviso legal | Condiciones de compra

| Política de Cookies